Publicado el Deja un comentario

COLORES DE LA ROPA QUE VISTES

¿Sabes qué significado tienen los colores de la ropa que vistes? 

Los colores de nuestra ropa son capaces de decir mucho sobre nosotros, nuestra personalidad, nuestras emociones y, junto con el diseño y la composición de las prendas, pueden contribuir a dar la imagen que deseamos. Por eso, es necesario saber qué expresan cada uno de ellos.

En Puntdemel hemos apostado por los siguientes colores intemporales, para poderlos llevar mucho tiempo, independientemente de la moda. Creemos en un estilismo consciente, para contribuir a una moda más ética y que pueda causar un impacto positivo en el medio ambiente. Aunque iremos ampliando nuestra carta en modo “slow”, te contamos lo que significan los que hemos trabajado hasta ahora.

Empecemos por saber que nos transmite el color crudo o beige: Son tonos sobrios y minimalistas que se han convertido en la alternativa perfecta al blanco. Son colores de tierra relajantes, reductores del estrés que invitan a la comunicación. Son imprescindibles para lucir durante todo el año y son fáciles de combinar con otros colores.  Una camiseta, un pantalón o una sudadera de estos colores no deberían de faltar en tu armario.

El color negro: Es el color de la seriedad, de la sensualidad, de la seducción y de la elegancia intemporal. Al igual que el color crudo o beige, es un básico dentro de todo fondo de armario. El color negro al no tener luz nos ayuda a ocultar lo que no queremos que se note, estilizando nuestra figura. El negro nunca pasa de moda y siempre nos evoca misterio y sofisticación. Realza cualquier color que lo acompañe y se adapta a una infinidad de estilos, desde el más conservador al más vanguardista.

El color verde: Representa a la naturaleza, el éxito, la salud y la seguridad. Transmite frescura, libertad, sanación, esperanza, bienestar y serenidad, todo lo positivo se asocia al verde al igual que la felicidad. El color verde es el mejor para reducir el estrés.

El color morado: es uno de los colores más potentes y que nos enlaza directamente con nuestras emociones. Es el color de la humanidad, el color de la espiritualidad y de la creatividad. Si buscas elegancia, no es el color más indicado, pero no dudes en ponértelo si buscas ser el centro de atención por algún motivo, remarcar tu personalidad única y poderosa, hacer ver la seguridad en ti misma.

Todos los colores transmiten sensaciones, cualidades de imagen y belleza, pero ante todo tenemos que sentirnos seguras y a gusto con nosotras mismas con cada uno con los que nos vestimos.